Tecnología de infrarrojos

Calor uniforme para procesos

LT_ENGEL_Oven_IR_Ap_01.jpg

Tecnología de infrarrojos

Procesos de calentamiento en la transformación de plásticos

Los potentes calefactores infrarrojos Krelus de Leister son ideales para las soluciones infrarrojas específicas del cliente en diversas aplicaciones industriales. Siempre que se requiera una alta intensidad de radiación, fácil controlabilidad, cortos tiempos de reacción y soluciones a medida con una óptima eficiencia económica, las soluciones infrarrojas Krelus de Leister son demandadas y han demostrado su eficacia en todo el mundo.

LT_LeisterStories_Omso-Krelus_SS_072020_01.jpg
Contact our Experts
製品サポート 赤外線システム 

Do you need help by finding the right product? Our specialised sales team of Leister Japan will support you.

Aplicaciones

We know how.

Industrias

Los calentadores infrarrojos Krelus cubren una gran variedad de industrias
Innumerables aplicaciones en el sector de la automoción
Automotriz

En la industria del automóvil, la radiación infrarroja es necesaria en las operaciones de fabricación y procesamiento de piezas de plástico y de materiales compuestos. Los materiales ligeros, especialmente los compuestos, requieren métodos de producción nuevos y eficaces. Los calefactores infrarrojos KRELUS de Leister destacan en este ámbito, así como en muchos otros. El calentamiento preciso de las denominadas láminas orgánicas, por ejemplo en el proceso de moldeo por inyección híbrido, es una de las muchas aplicaciones en las que se requiere la rápida respuesta de los emisores de infrarrojos y el control preciso de la temperatura. El laminado, el termoformado y el remachado de piezas interiores y de tapicería son otras de las aplicaciones de los potentes calentadores de infrarrojos Krelus en el sector del automóvil.

Presente en todas partes
Sistemas de construcción

Los calentadores infrarrojos de Leister se pueden utilizar para producir una variedad de materiales para casi cualquier industria. La gama de aplicaciones incluye la producción de láminas, suelos resistentes, papel pintado e incluso encimeras de cocina. El calor infrarrojo forma parte de muchos procesos de fabricación en el diseño de interiores, ya que los materiales necesarios para ello tienen que ser laminados y pegados, estampados o embutidos.

Vuela alto con facilidad
Aviación

Los avances en el diseño y la fabricación de materiales compuestos son enormes. La construcción de aviones también se beneficia de ello. No sólo se están desarrollando continuamente los materiales compuestos, sino que los componentes ligeros hechos de materiales compuestos también están sustituyendo a las piezas metálicas en la construcción de aviones a un ritmo rápido, reduciendo así el peso total de las aeronaves. De esta forma, se reduce el consumo de combustible y, por tanto, también las emisiones de CO2. Incluso los materiales que se procesan a altas temperaturas pueden calentarse de forma precisa y homogénea con los calentadores infrarrojos Krelus de Leister.

De los esquís a los bolsos
Bienes de producción

Los calentadores infrarrojos Krelus de Leister son necesarios en la producción de diversos bienes de consumo. Por ejemplo, la fabricación de artículos deportivos. Aquí, la radiación infrarroja se utiliza, entre otras cosas, para repujar cuero de fútbol y laminar materiales de alta tecnología para esquís. También se utiliza para procesar cuero artificial para bolsos de mujer. El calor de proceso en forma de radiación infrarroja es un componente importante en la cadena de producción de muchos productos.

Protegido gracias a los infrarrojos
Campo médico y farmacéutico

Los calentadores infrarrojos Krelus de Leister se utilizan para la producción de equipos médicos. Por ejemplo, en el proceso de fabricación de las mascarillas respiratorias, en el que las esteras de vellón se forman por embutición profunda. En esta aplicación, la tecnología de infrarrojos de Leister ayuda a proteger tanto al personal médico como a los particulares. El calor infrarrojo se utiliza, por ejemplo, en los respiradores de todo el mundo para reducir la propagación del Coronavirus, así como de otras pandemias y epidemias.